martes, 14 de julio de 2015

Traducción audiovisual

Para introducirnos en el mundo de la traducción audiovisual les compartimos nuevamente esta entrega de Luis Rubén González sobre los principales retos que supone la traducción audiovisual en el mundo tecnológico de hoy.
Recuerden que este miércoles 15 de julio se llevará a cabo nuestra cuarta charla del Círculo de Traductores. Los esperamos como siempre en el Centro Cultural de España a las 17:00 hrs.




Traducción Audiovisual: más de lo que crees
Por: Luis Rubén González

La traducción audiovisual es un campo relativamente nuevo que data de principios del siglo XX, cuando el cine mudo insertaba textos entre escenas para agregar o aclarar información relativa a la trama de la película. Estos textos, llamados intertítulos, fueron perdiendo popularidad con la sonorización del cine para dar lugar a los subtítulos, que a diferencia de los intertítulos,  aparecen a lo largo de toda la película y en sincronía con el diálogo de los actores. Hoy, los avances tecnológicos han expandido los alcances de la traducción audiovisual pero, en términos generales,  podemos decir que consiste en expresar en una lengua lo que se dice en otra a través de medios que incluyen imagen y sonido. Dentro de esta clasificación caben el doblaje, el voiceover, el subtitulaje y la traducción de videojuegos y páginas web. A su vez, dentro del subtitulaje podemos identificar diferentes modalidades como son el subtitulado para sordos, closed captions, subtitulado de espectáculos en vivo, subtitulado inter e intralingüístico y subtitulado automático por reconocimiento de voz.



En la traducción audiovisual, se deben considerar factores que no existen en la traducción escrita. El tiempo es uno de ellos, y es, sin duda, uno de los que más retos presenta al traductor. En el subtitulaje, por ejemplo, no basta con rescatar el sentido y estilo del idioma original, hay que adaptar la longitud del texto meta a un número de caracteres y tiempo limitados para obtener una sincronización con el audio y la imagen en pantalla y dar un tiempo de lectura mínimo al observador. El poder de síntesis es, por tanto, una habilidad que todo subtitulador debe desarrollar. Por otro lado, en la traducción de guiones para doblaje, uno de los objetivos del traductor es brindarle al actor de doblaje un guión con el que pueda emular la gesticulación del personaje que aparece en pantalla. Una tarea nada sencilla.



Otra cuestión que los subtituladores y traductores de guiones de doblaje muchas veces deben enfrentar es que su materia prima es la lengua oral y esto implica  el uso continuo de expresiones y referencias culturales locales, acentos de diversas regiones del mundo e incluso diálogos hablados demasiado rápido. Aunque en ocasiones el traductor recibe un guión o transcripción para apoyarse, estos no siempre están disponibles, y cuando lo están, es común encontrar diferencias u omisiones con relación al video. Así, otra habilidad que el traductor audiovisual debe desarrollar es el oído y su conocimiento sobre la cultura del idioma original y meta.
Por último, la traducción audiovisual, en el caso del subtitulaje, los videojuegos, las aplicaciones y las páginas web, requiere el uso de herramientas informáticas especializadas, lo que suma un grado de dificultad técnica y, por ende, de especialización a esta disciplina. Además, los constantes avances tecnológicos y las cambiantes demandas de la industria exigen que el subtitulador se mantenga actualizado en su conocimiento y manejo de estas herramientas.



Actualmente, la traducción audiovisual experimenta un impulso en su demanda, principalmente por los avances tecnológicos que favorecen la creación, distribución y consumo de contenidos audiovisuales. En vista de esta tendencia de crecimiento los medios electrónicos, especialmente Internet, podemos esperar una mayor demanda de traductores capaces de enfrentar los retos que este nuevo campo de traducción presenta.

1 comentario:

  1. Muy buena publicación, Luis.
    Soy traductor y, como tal soy muy observador cuando veo una película con subtítulos (termino leyendo aunque entienda perfectamente el audio, ¡es casi como una manía!).

    A veces me he quedado pensando que tal o cual subtítulo no refleja la totalidad de lo que dijo el personaje en una escena determinada.
    Por decir un ejemplo, sé que un texto en español tiende a ser 1/3 más amplio en cantidad de caracteres comparado a su original en inglés y, dada la restricción al crear el subtítulo (tiempo de lectura, limitación de caracteres a insertar, necesidad de síntesis); tu texto me acaba de aclarar por qué se da eso, ocasionalmente.

    Entiendo que podría ser de utilidad en la creación de subtítulos.
    ¿Alguna sugerencia para iniciarme?
    Mi correo electrónico es marcjci@yahoo.com.

    Muchas gracias.

    ResponderEliminar